Inicio ParentHome Moda 11 razones por la que es necesario salir de viaje este 2016

11 razones por la que es necesario salir de viaje este 2016

161
0

Muchas veces el afán de cada día afecta las relaciones de parejas y entran en el caótico círculo vicioso de la rutina.

Pero todo tiene solución, por eso te decimos las 11 razones por la que es necesario salir de viaje con tu pareja este 2016.

#1 Fortalece el vínculo

Si hay algo que generan los viajes en pareja es una unión fuerte que no tiene vuelta atrás. Si es el primer viaje con tu pareja, después de hacerlo ya nada va a ser igual. ¡Vas a ver!

#2 Mejora las relaciones sexuales

En las vacaciones estamos relajados y todo fluye de una manera más espontánea y natural. El sexo no se queda afuera de esta dinámica porque al viajar estamos más dispuestos, tenemos más ganas y sobre todo más tiempo… a veces la rutina lo impide. ¿Te pasó?

#3 Ayuda al diálogo

Si viajaste alguna vez en pareja sabés que esos momentos de charlas en los viajes son únicos. Los dos sentados en la playa, en el avión o en un micro viajando hacia algún lugar son el escenario perfecto para que surjan las mejores charlas entre ustedes. Si pueden pulir el diálogo de vacaciones, cuando vuelvan a la rutina habitual algo de todo eso va a quedar y sin dudas mejorará. ¡Hacé la prueba!

#4 Los une mucho más

La complicidad, las risas, los momentos compartidos… todo los une. Durante los viajes brotan las experiencias, vivencias de a dos. Disfrutalo, eso mejora mucho el vínculo con tu pareja y después contribuye a mejorar el día al día.

#5 Sirve para conocerse mejor

Uno piensa que ya conoce a su pareja y más si están hace mucho tiempo, pero… ¿es realmente así? Soy de las que piensa que nunca terminamos de conocer a las personas porque, sin darnos cuenta, cambiamos todo el tiempo. Es fantástico a la vez porque ¡siempre hay más! En los viajes se nos plantean situaciones nuevas y ver cómo las resolvemos es parte de conocernos un poco más. ¡Todo un desafío!

#6 Habar de temas que nunca podés hablar

Por lo general la rutina aplasta algunos momentos de charlas profundas o la posibilidad de tocar temas extensos que merecen atención. Las vacaciones generan momentos ideales para hablar del futuro, los planes y proyectos de pareja. ¿Querés tener hijos? Aprovechá y hablalo con él durante esos días, seguro van a poder dedicarle el tiempo que el tema se merece.

#7 “Luna de miel” todos los días

Si salen hace años, el modo “luna de miel” seguro ya es cosa del pasado. ¡Es súper normal! La rutina tiene otras cosas positivas, pero es inevitable que se pierda esa “cosita”. Los viajes en pareja son ocasiones IDEALES para revivir esos momentos de amor pleno en los que el romance es el protagonista. ¡Activá el modo “luna de miel”!

#8 Vivir experiencias que nunca olvidarán

Las vacaciones nos presentan situaciones nuevas y más aún si hacen un viaje de aventura o recorren ciudades. Las anécdotas, experiencias y momentos compartidos no se los van a olvidar jamás. Lo más lindo es que después lo reviven estando de nuevo en el día a día y lo disfrutan por un rato como si estuviesen de nuevo allá. ¡Qué lindo!

#9 Conocer cómo maneja su economía

Este ítem no aplica a las que están conviviendo o ya vivieron una experiencia de viaje con su amor, pero si es la primera vez que viajas con él es probable que descubras cómo es con el manejo de sus billetes. Durante las vacaciones hay muchos gastos que hacer y tal vez descubras si es un derrochador o sabe cuidar la moneda. ¡Qué intriga!

#10 ¡Besarse más!

Las que estamos de novias hace mucho tiempo nos quejamos porque ya no se besa por besar, eso se lo dejamos al período de enamoramiento en el que no podemos parar de darnos besos como si tuviésemos un imán. Los viajes son escenarios idales para los besos, si te gusta besar APROVECHÁ la oportunidad.

#11 Lo bueno y lo malo, está todo ahí

Pasar mucho tiempo con tu pareja sirve para conocerlo tal cual es. Amanecés, pasás el día, las noches y otra vez… durante muchos días. Es ahí cuando, en la convivencia, conocés lo bueno y lo malo. ¡Está todo ahí! Disfrutalo también, conocer y aceptar al otro tal cual es, es parte de quererlo.

#6 Habar de temas que nunca podés hablar Por lo general la rutina aplasta algunos momentos de charlas profundas o la posibilidad de tocar temas extensos que merecen atención. Las vacaciones generan momentos ideales para hablar del futuro, los planes y proyectos de pareja. ¿Querés tener hijos? Aprovechá y hablalo con él durante esos días, seguro van a poder dedicarle el tiempo que el tema se merece.

#7 “Luna de miel” todos los días Si salen hace años, el modo “luna de miel” seguro ya es cosa del pasado. ¡Es súper normal! La rutina tiene otras cosas positivas, pero es inevitable que se pierda esa “cosita”. Los viajes en pareja son ocasiones IDEALES para revivir esos momentos de amor pleno en los que el romance es el protagonista. ¡Activá el modo “luna de miel”!

#8 Vivir experiencias que nunca olvidarán Las vacaciones nos presentan situaciones nuevas y más aún si hacen un viaje de aventura o recorren ciudades. Las anécdotas, experiencias y momentos compartidos no se los van a olvidar jamás. Lo más lindo es que después lo reviven estando de nuevo en el día a día y lo disfrutan por un rato como si estuviesen de nuevo allá. ¡Qué lindo!

#9 Conocer cómo maneja su economía Este ítem no aplica a las que están conviviendo o ya vivieron una experiencia de viaje con su amor, pero si es la primera vez que viajas con él es probable que descubras cómo es con el manejo de sus billetes. Durante las vacaciones hay muchos gastos que hacer y tal vez descubras si es un derrochador o sabe cuidar la moneda. ¡Qué intriga!

#10 ¡Besarse más! Las que estamos de novias hace mucho tiempo nos quejamos porque ya no se besa por besar, eso se lo dejamos al período de enamoramiento en el que no podemos parar de darnos besos como si tuviésemos un imán. Los viajes son escenarios idales para los besos, si te gusta besar APROVECHÁ la oportunidad.

#11 Lo bueno y lo malo, está todo ahí Pasar mucho tiempo con tu pareja sirve para conocerlo tal cual es. Amanecés, pasás el día, las noches y otra vez… durante muchos días. Es ahí cuando, en la convivencia, conocés lo bueno y lo malo. ¡Está todo ahí! Disfrutalo también, conocer y aceptar al otro tal cual es, es parte de quererlo.

 

Con información de Imujer

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here